Hoy continuamos con las entregas de Research Blog para conocer qué es la nanotecnología y su función en la estabilización de suelos para entender la especialización de Dyanan, con quién Concentrol ha iniciado una relación comercial estratégica. Hemos dedicado entregas anteriores a explicar los ámbitos de trabajo de Dyanan y la relación comercial con Concentrol, así como a las problemáticas y retos a afrontar.

Hablamos de nanotecnología para referirnos a la ciencia que estudia la materia en un tamaño microscópico, una escala donde los materiales se comportan de manera singular y confiriendo propiedades especiales. La nanotecnología se considera clave en futuros avances tecnológicos gracias a sus propiedades y a la gran diversidad de aplicaciones a las que puede adaptarse.

La nanotecnología se dedica a explotar el comportamiento de la materia en tamaños ultra pequeños. Los recubrimientos están formados por suspensiones de SiO2, compuesto principalmente por arena y cuarzo. Gracias a esta composición, las suspensiones en agua o etanol de SiO2 son inertes completamente, aplicables a cualquier tipo de superficie:

> No porosas, como vidrio, porcelana, plástico o acero inoxidable

> Porosas, como madera, piedra, suelos, ladrillos, tejas o mármol.

> Telas y otros materiales, modificando a nivel molecular su superficie y en el caso de estabilización de suelos, las capas estructurales sobre la sub-rasante.

 

La estabilización de los suelos y la innovación tecnológica

Tradicionalmente se ha utilizado una metodología física para la estabilización de suelos basado en una compactación dinámica de afinados de cantera y cal viva. También se utiliza una estabilización fisioquímica basada en cementantes (cal hidráulica y cemento) y ligantes asfálticos (emulsiones y espumados).

Pero es gracias a la nanotecnología que se consigue una innovación en el sector que mejora los resultados conseguidos y facilita la estabilización de larga duración (mejora de la resistencia al intemperismo, erosión y abrasión del tráfico), incluso en zonas muy perjudicadas.

La metodología se basa en la electroquímica de suelos, a partir de polímeros sintéticos y ecológicos.

 

La electroquímica aplicada en la estabilización de suelos

La electroquímica ha sido considerada como una ciencia que se desarrolla en la frontera entre la química y la física, no obstante hoy en día es reconocida como una disciplina que juega un rol importante en diferentes áreas de la ciencia y la tecnología, donde los departamentos de I+D+I de las instituciones académicas y del sector de la industria química a través de la nanotecnología, están dando grandes pasos en el campo de la ciencia de nuevos materiales.

 

Funcionamiento

El intercambio iónico es un proceso reversible, estequiométrico y rápido mediante el cual la fase sólida retira y retiene algunos iones de la solución del suelo, al tiempo que le entrega cantidades equivalentes de otros, para establecer un nuevo equilibrio entre las dos fases. Se da por atracción electrostática entre la superficie cargada de un coloide y un ion con carga contraria y es llamado adsorción.

En la próxima entrega detallaremos el funcionamiento del proceso de estabilización de los suelos y las características y usos de los polímeros proporcionados por Concentrol.