La apuesta por el desarrollo de nuevas soluciones viene estrechamente ligada al trabajo de investigación. Concentrol, a través de sus cuatro grandes áreas de producción Performance Materials, Food Processing Aids, Additives i Adhesives—, está en la búsqueda de nuevos productos químicos que resuelvan las necesidades de varios mercados. El sector de la encuadernación es uno de los sectores estratégicos para la empresa, especialmente por lo que concierne al Hotmelt de PUR. 

Además del hotmelt de PUR para el pegado del lomo, se utiliza también el hotmelt convencional. También se utiliza adhesivo base agua para guarda y hotmelt PSA para la cortesía. 

Fabricación

En la fabricación de un libro intervienen tres fases: la preimpresión, la composición, y la postimpresión y manipulados.

  • Preimpresión

La preimpresión hace referencia al conjunto de operaciones necesarias para obtener formas impresoras. Entre estas operaciones hay el tratamiento, integración y filmación de textos e imágenes.

  • Composición

Esta segunda fase de la fabricación está formada por el diseño, la impresión —conjunto de operaciones necesarias para obtener formas impresoras, como el tratamiento, integración y filmación de textos e imágenes—, el offset, el grabado al vacío, la serigrafía, los relieves sellados, la impresión de papel de embalaje, la impresión en papel continuo, la impresión digitaI y la impresión flexográfica Impresión 3D.

  • Postimpresión y manipulados

Es la última fase del proceso e incluye las operaciones que consisten en acabar el producto: cortar, plegar, encolar, entre otras operaciones. Precisamente, en esta fase es donde Concentrol interviene con sus productos. 

Tipos de libros

Libro de tapa dura

 

También es llamada “encuadernación en cartoné”. En este sistema, las hojas que conforman la tripa del libro se cubren con una tapa de cartón rígido de 2 o 3 mm de grosor. Este cartón se forra con un papel o una tela sobre la que se imprime el título y el diseño de la cubierta. Se trata de la forma de encuadernación que mayor apariencia, solidez y resistencia proporciona al libro.

Se trata del sistema más costoso, porque utiliza un mayor número de materiales, y el proceso de manipulación implica más etapas y mayor complejidad. Los libros en tapa dura se componen de la tapa de cartón, las guardas (díptico de papel que une la tapa al contenido) y la tripa del libro o taco (páginas interiores cosidas o encoladas.

En el caso de las ediciones de lujo, los libros pueden ir forrados en tela o en piel (natural o sintética) y se decoran con grabados, dorados, refuerzos, etc. Las ediciones más económicas suelen utilizar papeles impresos en color para recubrir el cartón de la cubierta.

 

Libro de tapa blanda (rústica) cosida

 

También es conocida por “tapa rústica” o “encuadernación perfecta” (perfect binding).

Es el tipo de encuadernación más utilizada. Consiste en una cartulina gruesa que abarca la portada, lomo y contraportada, y que se pega con cola a las hojas del libro por la parte del lomo. Las hojas del libro se agrupan en cuadernillos (habitualmente, de 16 páginas) que van cosidos entre sí con hilo vegetal y que, posteriormente, se pegan a la tapa.

Este sistema es más económico que la tapa dura y se empezó a usar masivamente a principios del siglo XX, cuando los avances técnicos permitieron aumentar las tiradas de los libros y, de este modo, abaratar considerablemente los gastos de producción.  En este periodo surgieron también las primeras ediciones de bolsillo, democratizando el acceso a los libros y la cultura.

 

Libro de tapa blanda (Rústica) Fresada

 

También se le llama “rústica fresada”. Este tipo de encuadernación es muy similar a la anterior, pero con una diferencia: las hojas del libro van cortadas y encoladas directamente a la tapa.

Se trata de un tipo de encuadernación que se emplea habitualmente para los libros impresos en digital, revistas, ediciones económicas, etc. Al tratarse de un sistema económico, es el que más suelen emplear nuestros clientes online.

A menudo se le denomina también encolada a la americana, porque se empleó de forma masiva para encuadernar ediciones de bolsillo, cómics, fotonovelas, etc., en los Estados Unidos.

Las colas que se empleaban antiguamente solían perder flexibilidad con el paso de los años y las hojas se soltaban de las tapas. Hoy en día las colas y adhesivos empleados aguantan mejor el paso del tiempo. Incluso, han aparecido algunas muy resistentes como la cola PUR (poliuretano) que garantizan una alta durabilidad, actualmente ya no existen problemas de rotura con las encuadernaciones encoladas.

 

Pasos en la encuadernación de libros en tapa dura

Los pasos para realizar una encuadernación varían en función de la encuadernación elegida: si es cosida o encolada o si es tapa blanda o tapa dura. Pero, a grandes rasgos, podemos establecer lo siguiente:

 

  • Para libros fresados.

 

  1. Impresión
  2. Corte para separarlos individualmente
  3. Encolar y cubrir con la portada
  4. Cortar por los tres lados para dejarlo igualado (desbarbar)

 

 

  • Para libros cosidos

 

  1. Impresión
  2. Plegado
  3. Alzado
  4. Cosido
  5. Encolar y cubrir con la portada
  6. Cortar por los tres lados para dejarlo igualado (desbarbar)

 

Tecnologías

Durante el proceso de encuadernación se utilizan varias tecnologías: offset, grabado al vacío, serigrafía, relieves sellados, impresión de papel de embalaje, impresión en papel continuo, impresión digital, impresión flexográfica e impresión 3D.

 

Aplicaciones

Para la fabricación de un libro intervienen varios adhesivos y sus siguientes aplicaciones:

 

 

  • Adhesivo base agua para guarda (cola blanca) aplicación por rodillo 

 

Cuando tenemos en nuestras manos un libro encuadernado con tapa dura y lo abrimos, el primer elemento con el que nos encontraremos serán los guardas. Son el nexo de unión de la cubierta con el cuerpo del libro, un díptico de papel que la primera de sus hojas va pegada al cartón y la otra hoja se pega 5 mm a la tripa del libro.

El lomo, al contrario de lo que puede parecer a simple vista, no va pegado al cartón y todo el peso de la tripa del libro se sujeta a la tapa mediante las guardas, si se rompe la guarda la tapa se cae.

En encuadernaciones rústicas con tapa blanda no existen guardas, porque no es necesario. Entonces, la tripa se pega directamente a la tapa.

Las guardas pueden utilizarse en blanco o impresas con colores, motivos o imágenes. Normalmente se suele utilizar un papel distinto del utilizado para el interior, más grueso y absorbente para soportar la humedad de la cola con la que se pega al cartón.

 

  • Hotmelt para el pegado del lomo, aplicación por labio o rodillo abierto

El Lomo hace referencia al lateral por donde van sujetas las hojas del libro. En él figura el título, el autor y el anagrama de la editorial.

 

  • Hotmelt PSA para la cortesía, aplicación por disco

 

Las hojas de respeto o cortesía son hojas en blanco que se colocan al principio y al final del libro, según la categoría del libro se colocan una o varias. Mucha gente cree que es un desperdicio de papel, pero estas hojas, aparte de su función estética, tienen una función práctica. En la tapa dura las hojas de cortesía son muy importantes, ya que sobre esta hoja es donde se pegará la guarda y así proteger el interior de roces o restos de cola.

En las ediciones en tapa blanda también sirven de soporte a la tapa y van encoladas 3 o 4 mm. A menudo estas hojas sirven para que las bibliotecas pongan su cuño, los autores su dedicatoria, etc.

Fuente imagen: La Imprenta

 

  • Hotmelt PUR para el pegado de lomo fresado

 

La encuadernación rústica PUR reúne las ventajas de los dos tipos, y otras más. Por un lado, el coste es inferior al de la rústica cosida. Además, la fortaleza y flexibilidad de esta cola permiten abrir totalmente los libros sin que las hojas del interior se despeguen, a diferencia de la rústica fresada. Todo esto, con un tiempo de producción menor que en los libros cosidos.

 

Gama Concentrol

NETMELT 

Usados para el pegado de todo tipo de sustratos para la encuadernación. Ofrece la posibilidad de altas cadencias de trabajo y un excelente rendimiento.

TACKTROL 

Ofrece una amplia versatilidad de pegado de todo tipo de sustratos, ya que se pueden modificar según velocidades y tipos de materiales a unir. No abarquilla y ofrece una gran resistencia de pegado en materiales no porosos.

NETMELT PUR 

Debido a su reactividad con la humedad una vez aplicados, presentan una alta resistencia, tanto química como térmica. Se presenta en envases cilíndricos en diferentes pesos (2Kg, 20Kg 200Kg) en atmósfera inerte.

Si revisamos nuestra gama de productos, vemos que todos ellos son productos Hot Melt (Adhesivos termofusibles), base EVA, base caucho (Adhesivos sensibles a la presión-autoadhesivos-HMPSA) y base Poliuretano reactivo (HMPURr), a excepción del producto Tacktrol para entrada en tapa, el cual es una dispersión en agua. 

En Concentrol trabajamos en la elaboración de productos centrados en la postimpresión y manipulados de libros. En nuestros laboratorios comprobamos la eficacia y la rentabilidad de nuestras soluciones NETMELT, TACKTROL y NETMELT PUR. Además, estamos en constante proceso de renovación y desarrollo de nuevos productos para satisfacer las necesidades de un sector esencial en la industria del libro.

Fuentes consultadas: