No las ves, pero están ahí. ¿Y es que nos hemos parado nunca a pensar en todos aquellos elementos que hacen posible nuestro día a día? Concentrol nace con el objetivo de idear y dar vida a soluciones que, aunque aparentemente no las vemos, juegan un papel fundamental en muchos objetos imprescindibles de nuestra rutina. Esta vez, la empresa ha querido volver a poner el foco de atención en el sector de la automoción, que pertenece a la división Performance Materials.

En la séptima edición de la campaña  «Líderes de lo invisible», Concentrol muestra algunas de las aplicaciones de productos relacionados con el poliuretano, como por ejemplo los desmoldeantes, los surfactantes de silicona, los adhesivos, aditivos para acabados superficiales y limpiadores de moldes. En esta ocasión, vemos un automóvil donde encontramos estos productos en los encapsulados de vidrio, el cuadro de mando, el volante y los paneles de las puertas y del techo. 

Desde el 2017 la campaña «Líderes de lo invisible» ha mostrado cómo gran parte de objetos de nuestra cotidianidad necesitan productos químicos para existir. Así pues, la iniciativa se ha hecho eco con otras soluciones como aplicaciones para el sector del transporte, producción de sofás, elementos de aislamiento térmico o suelas de zapatos, entre otros. En una anterior entrega de “Líderes de lo invisible”, también dedicada al sector del automóvil, ya se mostró el papel de los productos de la División Performance Materials, desde los estabilizadores de silicona hasta los adhesivos que se utilizan en la fabricación de asientos y volantes.

Detrás de cualquier función hay mentes que la han ideado. Apostar por la investigación y el desarrollo de nuevas soluciones hace posible que día a día elaboremos productos imprescindibles para nuestra cotidianidad. Por eso, en Concentrol nos hemos puesto la meta de ser «Líderes de lo invisible»: aunque no seamos conscientes,  ahí están.