INTRODUCCIÓN

La espuma es una dispersión de aire y otros gases en un líquido o sólido. Excepto algunos casos (espuma en champú, espuma de afeitar, espuma para el cuidado del cabello, limpiadores de tapicerías, poliuretano u otros polímeros para el aislamiento del hogar) las espumas son, por lo general, indeseables. Estorban los procesos productivos en los cuales los líquidos, sobre todo el agua, tienen una función importante como medio de transporte y en el peor de los casos pueden provocar un paro total en el proceso. Además, las espumas pueden ser causa de una producción más baja y productos acabados de peor calidad.

¿COMO SE FORMA LA ESPUMA?

Tengamos en cuenta aquellas espumas muy estables, que en los casos más desfavorables, pueden incluso secarse sin llegar a deshacerse. Normalmente, estas espumas solo se forman si el agua contiene agentes tensioactivos (tensioactivos, humectantes, emulsionantes). No es probable que las espumas que se deshacen muy rápidamente causen problemas y por lo general, no hace falta un antiespumante.

¿COMO SE CONTROLA LA ESPUMA?

Se puede controlar la espuma de dos maneras:

  •             DESESPUMANTE (eliminación de la espuma)
  •             ANTIESPUMANTE (prevención de la espuma)

Los desespumantes (defoamers) son productos que destruyen la espuma que ya se ha formado pero por lo general, no impiden la formación de espuma.

Los antiespumantes (antifoams) son productos que previenen la formación de espuma.

Para entender mejor la diferencia, es importante tener en cuenta en qué punto del proceso se utilizan.

¿COMO FUNCIONAN LOS ANTIESPUMANTES?

La mayoría de los antiespumantes funcionan mediante la introducción de defectos en la lámina de espuma. Finas partículas sólidas hidrofóbicas contenidas en la formulación de los agentes antiespumantes (como ceras, parafinas y sílices) ayudan a reventar la burbuja de espuma, para qué se escape el aire atrapado.

¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DELOS ANTIESPUMANTES?

Los antiespumantes son eficaces (dosis inferiores a 50-100 ppm silicona activa), duraderos, actúan como antiespumantes y desespumantes, son seguros (muchos cumplen con la Normativa Europea y Americana FDA) y tienen baja tensión superficial para un control efectivo de la espuma en diversos procesos.

Se utilizan los antiespumantes de aceite en aquellas aplicaciones donde no se recomienda el uso de silicona. Permiten un control efectivo de la espuma en pinturas, revestimientos y adhesivos.

¿Quieres mantenerte informado?

Subscríbete para recibir información sobre los estudios más recientes realizados en nuestros laboratorios y las últimas novedades de nuestro catálogo.

SUBSCRÍBETE